Transparente

La traducción del adjetivo "transparente" combinada con la observación de la inmediatez emocional de los niños, su expresión directa de sentimientos y necesidades, inspiró la tarea de mostrar emociones sin tapar, para que el espectador pueda ver cada sentimiento y su matiz a través del movimiento. La coreografía traduce cada nota y sonido musical de Klavierstück IX de Karlheinz Stockhausen en gesto y movimiento, además de inspirarse en la imagen y el título de la obra durchsichtig del artista Gerhard Göschel.

La música y la danza funcionan simultáneamente, dando sentido al momento en el que ocurren. De esta forma el bailarín juega con las seis emociones básicas: alegría, tristeza, miedo, enfado, disgusto y sorpresa. Dentro del juego de emociones contrastadas que vive el bailarín, hay momentos implícitos de "neutralidad", esos momentos en los que la persona simplemente está presente sin poner ninguna emoción, y es aquí donde el espectador puede percibir la transparencia de los bailarines.


En la música de Stockhausen hay una nueva mirada a la tradición, así como una clara actitud de ruptura (influenciada por Webern, Messiaen, Poulenc, Stravinski y Cage). El compositor dijo una vez que "la música es capaz de penetrar incluso en los átomos del hombre, a través de toda la piel y de todo el cuerpo, no solo a través de los oídos, y puede hacer vibrar el cuerpo". De esta idea la música entra en perfecto contacto con el movimiento. En su conjunto, Transparente invita al espectador a tomar conciencia de sus propias emociones y puede activar la idea de una regulación emocional.

Concepto / Coreografía y Danza: Yeri Anarika

Piano: Max Renne

Música: Klavierstuck IX, Obra n. ° 4 de Stockhausen

Traje: Yeri Anarika

Duración: 15 min

  • Yeri Anarika Facebook
  • Yeri Anarika Youtube Channel
  • Yeri Anarika Instagram